1 de agosto de 2012

Lograr la asepsia de un sitio siempre es importante pero esta necesidad se incrementa cuando esos lugares se relacionan con ambientes de la salud. A lo contrario de lo que muchos creen, incluso empresas que poco tengan que ver con temas sanitarios deben lograr tener una buena limpieza en sus instalaciones para evitar posibles males mayores. En este punto es cuando surgen los interrogantes tales como: qué tipo de empresa contratar, cuál servicio es más eficiente y por supuesto, cuál son los costes que esto implica.
En los últimos tiempos, hay un tipo de limpieza industrial que se destaca por encima de las otras debido a su eficacia. Se trata de la limpieza por ultrasonido. Básicamente, para aquellos que no conozcan sobre este tema, este tipo de máquinas de limpieza utilizan el sonido (tal como su nombre lo indica) para realizar la limpieza. El proceso consiste “bombardear” con sonidos de frecuencia muy alta aquella pieza que se quiera someter a este trabajo. Es importante aclarar, que la frecuencia de estas ondas sonoras varía entre 15.000 y 45.000 vibraciones por segundo. Esto implica que es totalmente inaudible para el oído humano. Es decir, no generan molestia alguna.
Con la limpieza por ultrasonidos se logra no solo un mejor acabo sino que también se consigue disminuir en un monto considerable los costos. Según estadísticas, aquellas empresas que emplean este tipo de limpieza disminuyen el coste de limpieza (mano de obra y coste energético) en un 75%. Esto ya constituye un motivo para contratar este tipo de servicio especializado que no solo ahorrará dinero en costes sino que también es un método ecológico. Es importante destacar, que para la limpieza por ultrasonidos se utilizan limpiadores biodegradables.
La combinación de estos elementos hace que la limpieza por ultrasonidos sea uno (sino el mejor) de los mejores métodos para la industria.

0 comentarios:

Publicar un comentario