15 de mayo de 2017

Cuando las temperaturas son agradables y el sol brilla no hay mejor lugar para estar que al aire libre. Muchas veces, cuando llega el fin de semana uno se pregunta ¿a dónde puedo ir? La respuesta generalmente no contempla la posibilidad de pensar en lugares abiertos y en contacto con la naturaleza. En la mayoría de los casos, se piensa en recintos cerrados como cines, museos… etc. pero pocas veces se cruza por la cabeza la idea de disfrutar un día completo al aire libre. Ni siquiera las personas que viven en una ciudad, donde le hormigón y el cemento parecen ser elementos naturales, piensan en buscar opciones cercanas a la naturaleza.


Esto no quiere decir que se deban hacer largos viajes los fines de semana para estar en contacto con el “verde” sino que con un acudir a un camping puede ser más que suficiente. No pienses que para ir a un camping precisas sí o sí una tienda de campaña sino que hay servicios que te ofrecen cómodas “casitas” como por ejemplo, puedes ver en camping suances.
Cuando decidas acudir a la naturaleza no olvides de llevar repelentes de insectos y un pequeño botiquín de primeros auxilios. Muchas veces, un pequeño rasguño de una planta o una picadura pueden complicarte el descanso.
Otra recomendación es que a no toques las plantas a no ser que estés completamente seguro de reconocerlas correctamente. Conozco gente que pensando en las propiedades del aloe vera, tomó una hoja, la cortó y pasó la savia por su rostro. Minutos después de aplicarla se percató que no era aloe vera lo que había encontrado. Como si fuese poco, la savia de la planta era tóxica para la piel. El resultado, fue que debió acudir a un servicio de emergencia por el efecto que la planta le había causado.

0 comentarios:

Publicar un comentario